MANCHAS CUTÁNEAS

Es un problema que afecta a gran parte de la población. Es importante hacer un diagnóstico correcto entre otros con la luz de Wood, para determinar el tratamiento más adecuado, ya que un método erróneo puede acentuar el problema. Hay diferentes tipos de manchas,,algunas de difícil resolución. Unas de las más frecuentes son los melasmas


o manchas marrones que suelen estar localizadas en pómulos, labio superior y frente. Se aclaran en invierno y se oscurecen en verano; los léntigos solares como su nombre indica están producidos por la exposición al sol y suelen localizarse en cara y manos; los melasmas producidos por una determinada medicación o trastorno hormonal (adolescencia, embarazo, menopausia…); las manchas seniles. Los tratamientos según el tipo de mancha y de piel serán con máscaras o agentes despigmentantes, peelings químicos, láser…Todos ellos requieren una fotoprotección adecuada

Image