TRATAMIENTO LIPOLÁSER

Es una técnica puntera en el tratamiento definitivo de la grasa localizada, que moldea el contorno corporal y tonifica la piel. Se obtienen dos principales beneficios con esta técnica: el licuado de la grasa localizada lo que implica el carácter definitivo del tratamiento, y la mejora de la flacidez, gracias al calor emitido por el láser, que provoca la contracción de las bandas de colágeno.

El lipoláser puede aplicarse tanto a hombres como a mujeres, y muy especialmente en zonas con cierta flacidez cutánea, como puede ser la cara interna de los muslos, el abdomen o la espalda. El tiempo de recuperación es mínimo, y se recomienda usar una prenda comprensiva las primeras semanas. La realización de drenajes linfáticos, especialmente manuales, puede acelerar el proceso de desinflamación y favorecer el retorno venoso.

Image
Image

Indicado Para:

Eliminación de grasa localizada, especialmente de zonas con flacidez cutánea.

Resultados y Duración:

Los resultados definitivos pueden apreciarse a partir de las 3-4 semanas post-tratamiento, cuando el proceso de inflamación ya se ha reducido y la recuperación de los tejidos ha avanzado. Los resultados son definitivos.

Sesiones Aconsejadas:

Una sola sesión por cada zona a tratar.

Tiempo Aplicación:

Según la extensión de la zona, el tratamiento suele durar unas 2 horas.

Recomendaciones:

Mantener la prenda comprensiva tras el tratamiento durante las primeras semanas, y seguir las indicaciones de los profesionales para el cuidado o mantenimiento tras el tratamiento.

¿Qué diferencia hay entre la liposucción clásica y el lipoláser?

La liposucción clásica consiste en licuar la grasa y aspirarla para poder eliminarla, necesitando anestesia o sedación. En el lipoláser, podemos realizar pequeñas zonas sin necesidad de sedación ni anestesia, además de las ventajas mencionadas de mejora de la flacidez gracias al calor emitido por el láser.